Pasar al contenido principal

Detalle noticia

«Las familias quieren viviendas grandes, para toda la vida»

  • 27/04/2018 - 13:34

Tras años de estancamiento, la construcción vive un momento dulce con el repunte de obra nueva, que experimenta una tendencia positiva, según los principales agentes del sector. 2017 ha sido un buen año en términos inmobiliarios y 2018 «será un año de consolidación y de crecimiento», avanza Jose Manuel Vega desde Inmobiliaria Caveda 31 en Oviedo.

Desde su experiencia detecta que la construcción está recuperando el ritmo y el mercado inmobiliario empieza a animarse. A su juicio, este es un buen momento para adquirir una vivienda, ya que «se están creando productos adecuados a las necesidades reales de los clientes, y los precios siguen siendo interesantes».

Con tal escenario, la vivienda vuelve a ser un producto atractivo para quien esté considerando la opción como inversión. «El dinero en el banco da poco o nada y el ladrillo vuelve a ser una de las inversiones más seguras. Con los precios actuales, la vivienda para alquilar es una excelente inversión», sostiene.

La demanda en Oviedo, explica, se concentra en el mercado de obra nueva, con preferencia por la vivienda de tres y cuatro dormitorios. «Particularmente nos ha sorprendido que en determinadas zonas hemos tenido alta demanda de vivienda grande. Las familias están pensando en viviendas a largo plazo, para toda la vida, y cada vez más viviendas eficientes energéticamente y cómodas», apunta.

Asimismo, la demanda de vivienda nueva y los bajos tipos de interés han vuelto a poner sobre la mesa la compra sobre plano, una modalidad por la que se inclina el comprador actual para beneficiarse de los precios actuales «aunque la entrega se realice en 2020».

El nuevo profesional

La compra sobre plano dista mucho de la compra sobre plano de antaño. Además de ventajas económicas, permite elegir las mejores viviendas sin temor a equivocarse, ya que las inmobiliarias han sustituido recursos como las tradicionales maquetas o folletos por infografías, «con las que puedes ver cómo será la vivienda que has comprado muchos meses antes de que esté terminada».

No es la única novedad del cambio de ciclo. Recuerda Vega que «cuando me incorporé a la empresa hace doce años prácticamente se vendía todo». Hoy, la forma de mostrar y vender el producto ha cambiado de forma radical. «Ahora todo el mundo busca en Internet y tienes que estar presente y muy visible a través del marketing online. Nosotros intentamos estar activos tanto a través de nuestra web como de las redes sociales», comenta.

Otro cambio importante en la forma de vender los inmuebles tiene que ver con la presentación de los productos. «En segunda mano se han mejorado tanto en los textos como fotos, así como en el empleo de nuevas técnicas como videos o visitas virtuales», comenta. Aun con todo como profesional del sector, a la hora de comprar o vender una propiedad recomienda «dejarse asesorar por profesionales» que ayuden durante toda la operación. Consciente de que al comprador es necesario prestarle un servicio integral, «la confianza y transparencia en todo el proceso de compra son nuestros argumentos de venta», concluye.